Residencia en Centro Huarte

Residencia en Centro Huarte

En el marco del programa CAPP, Centro Huarte y hablarenarte organizan conjuntamente un programa de residencias entre noviembre de 2016 y julio de 2017 que trabaja sobre la estructura del centro cultural además de la percepción popular del mismo.

Desde su creación, Centro Huarte fue concebido como gran centro de exposiciones de Huarte, un pequeño pueblo cerca de Pamplona, situado en un entorno natural en el norte de España. Desde sus inicios el centro ha experimentado dificultades para llenar con propuestas significativas este enorme contenedor, debido a limitaciones presupuestarias y por la escasa aceptación que tuvo el centro por la población local. Para solventar estas dificultades, las cuatro nuevas directoras proponen transformar completamente la estructura y función del Centro para definirlo como espacio de investigación y producción artística.

La residencia de CAPP tiene el objetivo de contribuir a este cambio. Con el título “Repensar el Contenedor” se abre una convocatoria para seleccionar una artista o colectivo internacional como residente.

La residencia propone un trabajo que pone de relieve el contexto en el que se inserta el centro, el pueblo de Huarte, teniendo especialmente en cuenta la situación geográfica e histórica del mismo. Para el desarrollo de la residencia, que se realiza en colaboración con Orekari Estudio, un colectivo de arquitectura de Pamplona, se busca generar una propuesta constructiva que consiga vincular Centro Huarte con su propio entorno, que no se limita a la intervención espacial del edificio. El proyecto se enfocaría hacia la responsabilidad social del Centro en relación con el contexto local.

La residencia consta de varias fases. La primera, del 21 al 27 de noviembre, supone la participación en un laboratorio sobre arquitectura, con el objetivo de conocer de primera mano las necesidades de este espacio y a los posibles colaboradores locales. La segunda fase consiste en un mes de residencia en Huarte, entre enero y febrero de 2017, dedicada a la investigación. En la tercera fase -entre abril y junio de 2017- el residente vuelve al Centro Huarte para desarrollar un trabajo artístico, material o inmaterial, en colaboración con artistas y agentes locales.