De cómo tus impuestos llegan a pagar un encuentro de manteros

De cómo tus impuestos llegan a pagar un encuentro de manteros

Había que invitar a alguien fuera de España para que colaborara con el proyecto. Gran parte del presupuesto debe gastarse en dos residencias. Son las reglas del juego. Dentro de la política cultural europea se quiere apoyar los intercambios internacionales y Hablar en Arte trabaja hace tiempo creando esa red de arte colaborativo. Pero ¿tanto dinero y trabajo para que venga alguien por unos días? ¿Puede una persona en poco tiempo aportar tanto a un proceso local? Nos vimos obligados a mirar hacia afuera cuando estábamos apenas intentando entender lo que sucedía dentro de la asamblea. No nos gustaba la idea de invitar a unx artista euroblancx para no seguir repitiendo las dinámicas del privilegio. No porque su trabajo no pudiera resultar interesante sino porque es una buena oportunidad para intentar hacer las cosas de otro modo. Ser consciente de la racialización que dificulta y oprime la vida de unas personas y a otras no, es esencial, más aún en una experiencia como esta. No es casualidad que todos los manteros sean negros africanos. Entonces tal vez podamos invitar a algunx artista de África o afrodescendiente, pero si la asamblea lo que necesita es potencia y experiencia, ¿puede unx artista ofrecerle esto a un grupo de manteros? ¿Cómo unir el interés del intercambio artístico internacional europeo con el interés de un grupo de personas que luchan por sobrevivir?  Por fortuna, esta situación, que a la vez era una oportunidad, se enlazó con el interés de la misma asamblea por reunirse con los manteros del Sindicato de Vendedores Ambulantes de Barcelona, el súper referente de la lucha mantera. Así que partiendo de ese deseo y viendo que el presupuesto daba para más viajes se propuso hacer un encuentro estatal mantero. ¿Quién mejor que otros manteros de otras ciudades para animar procesos y acciones entre los manteros de Madrid?

Pero ¿y esto es arte colaborativo? Será una pregunta que constantemente irá apareciendo a lo largo del proyecto y que merece una entrada aparte en este blog, pero en ese momento estaba claro que el encuentro era lo que había que hacer, y que justamente la palabra «arte» era la que nos permitía hacerlo con dinero público europeo.

¿No es bello que los impuestos de españolxs y europexs, muchos de ellos tan racistas, paguen lo necesario para que los manteros se encuentren en su lucha?  Sí, aunque lo sería más si otra parte de ese presupuesto, millones de veces mayor, no se gastara precisamente en contra de ellos,  en forma de tantos mecanismos de violencia como vallas en la frontera, guardias civiles, policias, CIEs, así como en programas de apoyo a la colonización constante del territorio africano de la que justamente los manteros han tenido que huir.

Vamos entonces a Barcelona donde conocemos a los voceros del Sindicato, que están haciendo un trabajo súper potente, con el apoyo de Tras la Manta y El Espacio del Inmigrante. Un sindicato que parte de la muerte de Mor Sylla, también mantero al entrar la policía a su casa en el 2015. Un sindicato que nace de la rabia y del cansancio de la exclusión y la criminalización. Nos escuchan y deciden colaborar viniendo alguno a Madrid. Luego vamos a Bilbao donde el Sindicato popular de personas manteras Mbolo Moye Doole se reúne semanalmente con el apoyo de SOS Racismo. También contactamos por teléfono con manteros de Málaga y Valencia donde algunos se reúnen esporádicamente, y también de Zaragoza quienes al final no pueden asistir.

Así estaba todo listo para el primer encuentro estatal mantero, patrocinado por la Unión Europea, El Gobierno de España y el Ayuntamiento de Madrid. Parece una pequeña victoria pero no es más que la devolución de un grano de arena de todos los recursos expoliados de África a lo largo de la historia. ¿Muy dramático? Depende de qué lado del Mediterráneo te encuentres.

 

Alexander Ríos /Byron Maher